El siniestro se registró este viernes en un domicilio de calle Aristóbulo del Valle al 1650.

Según lo que se pudo saber,  el fuego se inició en uno de los dormitorios y quemó al menos colchones y muebles. La rápida intervención de los bomberos impidió que las llamas se propagaran hacia las otras dependencias. No hubo heridos.

De esa forma, se impidió que el fuego se extendiera por el resto del domicilio y solo se tuvo que lamentar la pérdida de los bienes de la habitación.

Policía y Guardia urbana prestaron colaboración en el lugar.

Anuncio