El día miércoles 16 de junio se realizó la segunda siembra de 5000 juveniles de pejerrey en las lagunas Tablillas y Las Barrancas, además de los 10000 sembrados en la laguna Salada de Monasterio, todas en el partido de Lezama. Los ejemplares fueron producidos en el marco del proyecto de producción ecológica de pejerrey en jaulas flotantes en la laguna La Salada de Monasterio. Este gran logro, coordinado por la Municipalidad de Lezama, contó con la colaboración y el esfuerzo mancomunado de la Estación Hidrobiológica de Chascomús dependiente del Ministerio de Desarrollo Agrario, el Instituto de Limnología Dr. Raúl Ringuelet (CONICET-UNLP), el pesquero La Salada de Monasterio y la Asociación de Pescadores de Lezama.

En agosto de 2020, cuando la idea de llevar adelante la cría de juveniles de pejerrey para reforzar las poblaciones naturales de las lagunas del partido parecía diluirse, por las dificultades operativas que planteaba la pandemia, los representantes de las instituciones mencionadas acordaron intentar llevar adelante el proyecto organizando las actividades para cumplir con los objetivos manteniendo los protocolos sanitarios que exigía la situación. Es así que, a través de un trabajo colaborativo entre el Municipio, la Asociación de Pescadores y el Instituto de Limnología se construyeron cuatro jaulas de cultivo que fueron instaladas en La Salada, donde los titulares del pesquero proveyeron un lugar de trabajo, espacio en la laguna para instalar las jaulas, además de una celosa vigilancia de las instalaciones durante todo el proceso.

Hacia mediados de octubre, las jaulas fueron sembradas con pejerreyes recién nacidos provistos por la Estación Hidrobiológica, previa tramitación y autorización por parte del Ministerio de Desarrollo Agrario. Luego de ocho meses de trabajo, con gran satisfacción vemos concretados los frutos realizando una nueva siembra de otros 5000 juveniles de pejerrey en las lagunas Tablillas, Las Barrancas además de los 10000 sembrados en la Laguna Salada de Monasterio.

Es importante destacar que la siembra de estos pejerreyes que promedian los 12-14 cm de longitud son muy efectivas ya que se trata de peces que han superado las etapas más críticas de su desarrollo y por lo tanto solo les resta crecer para superar en un año el tamaño mínimo de captura establecido por las normas pesqueras de la Provincia de Buenos Aires. El traslado contó con el apoyo técnico del Lic. Gustavo Berasain, Director de la Estación Hidrobiológica de Chascomús dependiente del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires.

Anuncio