El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, anunció que con la puesta en marcha del Programa de Modernización y Actualización Tecnológica de las instalaciones del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), comienza la conversión a gas natural del total de las 66 unidades y alcaidías con las que cuenta esa institución.

Según precisó el titular de la cartera, la iniciativa “garantiza mayor seguridad, menores costos, y cuidado del medio ambiente en las instalaciones del servicio”.

Tras las tareas de reconversión lumínica ya realizadas en las unidades, la continuidad del programa incluye las instalaciones de gas natural, con el fin de garantizar un eficiente servicio y una significativa reducción de costos en las facturas de energía eléctrica y gas. En el caso de la electricidad el ahorro ronda el 20%, en tanto que en el servicio de gas la relación es de 5 a 1.

El anuncio de Alak tuvo lugar tras el encuentro que mantuvo con el subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni; el presidente de Buenos Aires Gas Sociedad Anónima (Bagsa), Pablo Pérez, y el subsecretario de Política Penitenciaria, José Hueso.

Según subrayó el ministro, “con estos trabajos de modernización y actualización tecnológica saldamos una vieja deuda de la Provincia, llevando las mejores prestaciones en los servicios de energía y gas a instalaciones como la Unidad 5 de Mercedes, que fue construida en 1870”.

Además de la determinante reducción de costos, la modernización tecnológica suma acciones amigables con el medio ambiente al migrar a lámparas y reflectores LED y sustituyendo el gas licuado de petróleo por gas natural por redes, y produce una mejora sustancial en las condiciones de seguridad internas y externas a cada edificio.

Anuncio