El Municipio ordenó que el 100% de lo recaudado sea destinado a seguridad vial. Habrá un período de prueba. Se estiman que serán unos 50 dispositivos en la ciudad.

La ciudad de Mar del Plata comenzó a implementar el sistema de fotomultas para el tránsito, y aunque habrá un período de prueba de hasta 90 días en el que no se cobrarán infracciones, luego de ese período los infractores empezarán a pagar.

La medida fue adoptada por una resolución del intendente del partido de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, luego de que la iniciativa no consiguiera el respaldo necesario por parte de la oposición para su aprobación en el Concejo Deliberante local.

El jefe comunal consideró que se trata de “una herramienta más para mejorar la seguridad en las calles”, y precisó que el dinero recaudado por la comuna a través de este sistema -el 24% del total- será destinado a “políticas de seguridad vial, educación vial e infraestructura vial”.

“Como venimos diciendo, en Mar del Plata se maneja mal. Todos los días vemos situaciones donde queda evidenciado esto y accidentes que muchas veces terminan en la pérdida de vidas”, aseguró el intendente, quien instruyó que el destino del 100% de los fondos recaudados sea para políticas de seguridad vial, educación vial e infraestructura vial de forma exclusiva.

El Municipio informó que habrá un período de prueba “de entre 60 y 90 días para terminar de ajustar los sistemas automáticos de detección de infracciones de tránsito, instalar la señalética correspondiente y que los vecinos comiencen a adaptarse a esta nueva dinámica de circulación vehicular en la ciudad”, y en ese lapso no se cobrarán las multas.

El convenio fue rubricado con la Universidad Nacional de San Martín, casa de estudios pública que desarrolla hace varios años acciones enmarcadas en convenios similares con las provincias de Chaco, Salta, Jujuy y Santa Fe, y en los municipios de Morón, Monte, Olavarría, San Isidro, General Rodríguez, La Matanza, Madariaga, 9 de Julio, Junín, Zárate, San Martín, Roque Pérez, San Andrés De Giles, Marcos Paz y Cañuelas.

En esta primera etapa se prevé la incorporación de unos 50 dispositivos ubicados en distintos puntos de la ciudad que fueron determinados a partir del análisis de los lugares donde más siniestros viales se producen. Se estima que en el transcurso del año se instalen unos 240 dispositivos de detección automática de infracciones de tránsito, entre cinemómetros y semafóricos, siempre ubicados con la debida señalización previa y con el objetivo de detectar tanto excesos del límite de la velocidad permitida así como el cruce de semáforos en rojo.

Otro de los aportes adicionales que permite este acuerdo es que se permitirá el manejo de todos las cámaras desde el COM, lo que también contribuye a darle un mayor volumen al monitoreo generando además un aporte en materia de seguridad ciudadana.

Entre los alcances del convenio se prevé que el Municipio podrá solicitar a la UNSAM la información, luego de la observación y el análisis de la misma, para contribuir al diseño de políticas públicas en materia de seguridad vial; y la colaboración con la ejecución y evaluación, así como la actualización de datos, asesoramiento, estadísticas, y seguimiento de dicha información.

Otro punto destacado es el diseño y ejecución de planes de educación con el objetivo de generar conciencia y prevenir siniestros viales; al mismo tiempo que se encargará de promover la articulación con otros organismos y con municipios que propicien el intercambio de experiencias exitosas.

Anuncio