Una mujer fue aprehendida por el hurto de más de medio millón de pesos pertenecientes a un empleado rural que desarrolla tareas en un campo de Ruta 11, a la altura del kilómetro 278.

El hombre llamó a la policía al detectar que le faltaban más de medio millón de pesos que tenía ahorrados.

Cuando el personal del Comando de Patrulla Rural llegó al sitio se encontró con el damnificado y con una mujer de 45 años que lo acompañaba.

Comenzaron a entrevistarlos por separado para poder determinar el momento en que se produjo el ilícito e hicieron una recorrida por la zona de la casa principal del establecimiento.

Debajo de un cajón encontraron una bolsa naranja con el dinero y dos teléfonos celulares. Los investigadores percibieron que uno de los dos ocultaba datos y volvieron a preguntarles por lo que la mujer reconoció que se había apoderado del dinero y que planeaba llevárselo.

Fue aprehendida durante algunas horas y luego la justicia definió su libertad.

Anuncio