Es la celebración que se lleva a cabo anualmente el primer domingo del mes de diciembre, en Saavedra. De sancionarse se incluiría además en el calendario turístico provincial. “Esta será la 22º edición de una fiesta única en Sudamérica”, señaló el autor de la iniciativa.

A través de un proyecto de Ley del diputado Emiliano Balbín, de Juntos, se busca declarar Fiesta Provincial a la celebración que se realiza en la localidad de Pigüe, partido de Saavedra.

Según el propio Balbín, este año “la comunidad de Pigüé recuperará el próximo fin de semana (5 de diciembre de 2021) uno de sus encuentros populares más exitosos, la “Fiesta de la Omelette Gigante. Esta será la 22º edición de esta celebración única en Sudamérica. Debería haber sido la número 23, pero la del año pasado fue suspendida a causa de la pandemia”.

“La fiesta del Omelette Gigante de Pigüé es una celebración gastronómica que nació en Francia y que se fue extendiendo a ciudades de ese origen en Bélgica, Canadá, Estados Unidos, las Islas de Nueva Caledonia (en Oceanía) y Argentina”, dijo el legislador, y agregó: “en Pigüé la fiesta se viene realizando desde el 5 de diciembre de 1999. En aquella primera celebración se utilizaron 5 mil huevos. Actualmente es la más grande de las ocho que se hacen en el mundo, y por mucha distancia en Bessières donde nació la cofradía donde se utilizan 7.500 huevos”.

La Fiesta

El evento gastronómico es uno de los atractivos principales de los festejos por el 137º aniversario de la ciudad. En esta oportunidad se romperán 15 mil huevos y se entregarán alrededor de 7.000 porciones a los concurrentes.

El encuentro es organizado por la “Cofradía Mundial de los Caballeros de la Omelette Gigante”, cuyas normas establecen que el platillo se distribuya entre el público presente en forma gratuita. Los recursos e ingredientes se obtienen gracias al aporte de empresas locales, regionales y de alcance nacional, entre ellas una reconocida granja avícola de Bahía Blanca y una concurrida panadería pigüense.

El día del encuentro se concentrarán en el parque 5 grandes maestros, 18 caballeros, 30 cófrades y 20 ayudantes. Algunos de ellos tendrán como misión acondicionar y calentar la gran sartén de 4,30 metros de diámetro que se utiliza para cocinar el platillo francés; otros procesarán los ingredientes, entre los cuales se cuentan jamón, perejil, cebolla de verdeo, condimentos y, por supuesto, huevos de gallina.

A pesar de que este año se preparará con 15.000 huevos, el tiempo de rotura y batido de los huevos no superará los 45 minutos gracias a la experiencia del equipo. Luego pasarán otros 45 minutos, necesarios para cocinar la omelette, y comenzará la degustación.

Las 7.000 porciones se servirán en platos descartables, con una rodaja del pan casero. Además, como ocurre desde hace algunos años, habrá una preparación especial para celíacos, en otra sartén, con 1.000 huevos y un pan especial que acompaña cada porción.

Anuncio