El oficialismo del Frente de Todos presentó este martes un proyecto de ley para aumentar por decreto el salario mínimo para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia, tanto del sector público como privado. Esta suba universal se contabilizaría “a cuenta de las negociaciones paritarias realizadas o a realizarse, para consolidar la recuperación del salario de los trabajadores, y sostener la reactivación de la economía en marcha”, según los considerandos de la propuesta del diputado entrerriano Marcelo Casaretto.

“La crisis económica de la Argentina llevó a una caída del PBI en 2018 y 2019, situación que se profundiza en 2020 por los efectos de la pandemia, de alcance mundial, y de impacto en nuestro país. En el período 2015-2019 el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores perdió un 20%”, destaca Casaretto en su proyecto.

En diciembre de 2019 se sancionó la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública, que en el inciso g) del artículo 2° dispone impulsar la recuperación de los salarios atendiendo a los sectores más vulnerados; y que el inciso a) del artículo 58 faculta al Poder Ejecutivo Nacional a disponer en forma obligatoria que los empleadores del sector privado abonen a sus trabajadores, incrementos salariales mínimos.

En uso de esas facultades el Poder Ejecutivo mediante Decreto N° 14 del 4 de enero de 2020 dispuso un aumento salarial mínimo y uniforme, que ascendió a la suma de 3000 pesos y se elevó a 4000 en febrero.

El aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 2019 fue de 53,8%, la inflación más alta en 28 años, desde la vigencia de la Ley de Convertibilidad. En 2020, por la pandemia, el ritmo de inflación fue menor, terminando en el 36,1%. La pauta de inflación prevista en el Presupuesto de 2021 fue del 29%. Esa estimación ha sido excedida, el INDEC publica que en los primeros 7 meses de 2021 la inflación fue del 29,1%, y con variación interanual del 51,8%.

Según el INDEC, a junio, los salarios de los 12 meses anteriores aumentaron un 43% en promedio, los salarios privados registrados un 45,6%, los salarios públicos un 40,5%, y los salarios privados no registrados un 39,9%.

“Se puede observar que la recuperación de los salarios de inicios de 2020 fue producto del aumento otorgado por Decreto 14/2020. A mi criterio, nuevamente resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes para que, se establezca un aumento por decreto a cuenta de los aumentos acordados o que se acuerden en paritarias públicas y privadas que garantice que los salarios aumenten por encima de inflación, recuperando el salario de los trabajadores argentinos, sin interferir en los acuerdos salariales a los que podrán arribar el sector trabajador y el sector empleador”, concluye la iniciativa.

 

Anuncio