La Sociedad Rural de General Guido vuelve a manifestar su desagrado por la prórroga por otros sesenta días del “cepo a las exportaciones”, que mayormente afecta a categorías bovinas sin consumo local.

Para el primer argumento oficial, pruebas sobran de que los casi tres meses de la intervención estatal en el funcionamiento regular del mercado no han dado ningún resultado en la supuesta intención de bajar el precio de la carne. Y para el segundo, referido a un porcentaje mínimo de maniobras evasivas por parte de exportadores, si el Gobierno no accionó los mecanismos existentes para controlar la esa evasión impositiva, es culpa del mismo Gobierno.

¿Hay beneficiados? Claro. Los amigues del Gobierno (entre ellos, el Consorcio ABC de frigoríficos) a los que les otorgaron la mayoría de los cupos vigentes y volvieron a distribuirles la mayor parte de la cuota Hilton, destinada a Europa.

Entre medio, no sólo no se dialoga ni se cumplió con la palabra empeñada de la flexibilización y un “plan ganadero”, sino que se impusieron medidas sanitarias para exportar… pero sin exportar.

En definitiva… nuevamente destruyen el mercado de hacienda en pie y afectan a los productores, dejan a la deriva frigoríficos que daban trabajo, a sus trabajadores que también reclaman, y lo peor de la cuenta: dejan de ingresarle dólares al país y la carne sigue igual.

Pretendemos que nuestra comunidad regional comprenda: es esta otra medida electoralista e ideológica -cuya autoría le atribuyen por algunos a quien es hoy legislador y que del tema seguramente poco entienda- y que sólo produce daño.

Anuncio