El Gobierno de Estados Unidos reclutó hoy a varias de las principales compañías aéreas comerciales estadounidenses en su caótica evacuación de decenas de miles de afganos y extranjeros de Kabul a una semana de su caída en manos de los extremistas talibanes.

El Pentágono informó que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, había activado la rara vez utilizada Flota Aérea de Reserva Civil (CRAF, en inglés) para asistir en el traslado de personas que llegan desde Afganistán a las bases estadounidenses en Medio Oriente.

Unos 18 aviones civiles de las aerolíneas American Airlines, Atlas, Delta, Omni, Hawaiian y United se sumarán a decenas de naves de carga militares que participan en la evacuación, dijo el Departamento de Defensa en un comunicado.

En lugar de ir a buscarlas al aeropuerto de Kabul, los aviones comerciales transportarán a las personas desde las bases estadounidenses en Qatar, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos hasta los países europeos y, en muchos casos, hasta Estados Unidos.

“La habilidad del Departamento de Defensa para proyectar fuerzas militares está inextricablemente ligada a la industria comercial, que proporciona una capacidad de transporte crítica, así como redes globales para satisfacer las necesidades diarias y de contingencia”, dijo el Pentágono en la nota, informó la agencia de noticias AFP.

Washington, que tiene miles de soldados tratando de asegurar el aeropuerto de Kabul, fijó el 31 de agosto como plazo para completar una de las mayores misiones de evacuación que el Pentágono ha llevado a cabo.

Hasta 15.000 estadounidenses deben ser retirados de Afganistán, según el presidente Joe Biden, quien afirma que su Gobierno quiere sacar del país al menos a 50.000 aliados afganos y sus familiares.

Ampliamente criticado por la caótica salida tras la repentina victoria de los talibanes, Biden advirtió que el frenético esfuerzo por sacar a los estadounidenses, otros extranjeros y aliados afganos de la Kabul ocupada por los talibanes es peligroso.

La situación se complicó aún más ayer, cuando el Gobierno estadounidense advirtió a sus ciudadanos que se mantuvieran alejados del aeropuerto debido a “amenazas a la seguridad”.

El Pentágono informó ayer que hasta el momento había evacuado a 17.000 personas desde que comenzó la operación el 14 de agosto, y que muchas de ellas habían volado primero a Qatar o Kuwait.

El total incluía a 2.500 estadounidenses.

El CRAF sólo fue activado en dos ocasiones: para transportar tropas en la Guerra del Golfo de 1990-91 y de nuevo en 2002-2003 para la invasión de Irak.

Anuncio