jueves, diciembre 1, 2022





La oposición exigió no desviar la atención del caso Nisman y adelantó su ausencia en el recinto

Los jefes de todos los bloques anti K del Senado se negaron a participar del plenario de comisiones para “no convalidar un debate exprés” sobre la ley que reemplaza la actual SI por la AFI. Plantearon una agenda paralela que incluye la derogación del memorándum con Irán y conocer el papel del Ejército en tareas de Inteligencia, entre otros puntos.

A metros del plenario de comisiones donde el oficialismo escuchaba en soledad a funcionarios enviados por el Gobierno, la oposición planteó su propia agenda para “terminar con la impunidad”, pidió no desviar la atención del caso Nisman y anticipó que se ausentará en el recinto.

Los jefes de todos los bloques anti K del Senado cerraron filas y montaron una conferencia de prensa en el Salón Illia, donde justificaron su ausencia en el debate por la negativa a “convalidar un debate exprés” sobre la ley que reemplaza la actual SI por una Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Además, adelantaron que realizarán un encuentro con los diputados de la oposición este miércoles a las 13 para trabajar en una agenda consensuada y convocar a una audiencia pública que haga eje en la causa Nisman.

El jefe del bloque radical, Gerardo Morales, abrió la conferencia con un detalle de las nueve propuestas de la oposición, encabezadas por la derogación del memorándum de entendimiento con Irán por la causa AMIA.

Morales planteó la necesidad de la “independencia” del Poder Judicial, de la Corte Suprema y del Ministerio Público; reclamó conocer sobre la utilización que el Ejército hace de los servicios de Inteligencia y pidió crear una Policía Judicial.

Además, propuso crear una comisión de seguimiento para investigar la denuncia que el fiscal Alberto Nisman formuló antes de su muerte contra la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, y otros dirigentes por supuesto encubrimiento.

En tanto, remarcó que la Auditoría General de la Nación (AGN) debería controlar los fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia.

Sólo un punto de esta agenda paralela estuvo vinculado al proyecto de ley oficial: el reclamo para que la Dirección de Observaciones Judiciales pase a manos de la Corte Suprema de Justicia y no de la Procuración General, hoy a cargo de la cuestionada Alejandra Gils Carbó.

La macrista Gabriela Michetti enfatizó que “la muerte de Nisman nos pone al frente de una responsabilidad histórica” y sentenció: “No vamos a dejar que se nos distraiga”.

“Somos muy conscientes del momento bisagra que estamos viviendo”, expresó la precandidata a jefa de Gobierno porteño, quien consideró “importante” el debate sobre Inteligencia, pero “no prioritario”.

En la misma sintonía se mostró el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá. “Estamos en presencia de un magnicidio, del crimen político más importante de la historia argentina”.

“Los poderes del Estado tienen la obligación de investigar y descubrir a los culpables”, aseguró el puntano.

Fernando “Pino” Solanas, de Proyecto Sur-UNEN, habló de una “tomadura de pelo” y denunció en este sentido que el oficialismo “pretende resolver un tema crucial para la democracia en un debate exprés”.

“Están comprometiendo el futuro de la democracia argentina”, auguró el senador, quien acusó a los servicios de Inteligencia de “borrar las pistas de los principales delitos federales” como la propia voladura de la AMIA y el contrabando de armas a Perú.

Por eso, opinó que “no puede haber una ley sin que antes se abran los archivos de la Secretaría de Inteligencia”.

A su turno, la juecista Norma Morandini recordó que “diez años atrás, cuando era diputada” denunció la pinchadura de los teléfonos del periodista Daniel Santoro, autor de una de las notas de Clarín que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, rompió este lunes en su conferencia de prensa.

“En temas de semejante envergadura no se puede legislar sólo porque lo impone la mayoría”, se quejó la senadora del Frente Cívico cordobés.

Por su parte, Laura Montero respondió a las críticas del secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, quien durante su exposición había cuestionado la “actitud casi intolerante” de la oposición “de no prestarse al debate”.

La mendocina apuntó en cambio a “la intolerancia del Poder Ejecutivo” por imponer la agenda parlamentaria y no dar lugar a los proyectos de la oposición, aunque el propio Parrilli se mostró “abierto a propuestas para mejorar el texto” en discusión.

La oposición también reclamó que haya mayoría opositora la comisión bicameral encargada de controlar a este organismo, que se reunirá este jueves por la mañana tras varios meses de parálisis.

Entre los presentes de la conferencia figuraron Ernesto Sanz, Luis Naidenoff, Alfredo Martínez, Silvia Elías de Pérez, Eugenio “Nito” Artaza (UCR); Liliana Negre (Peronismo Federal) y Diego Santilli (Pro).

También estuvieron presentes Rubén Giustiniani, Jaime Linares, Magdalena Odarda (FAP-UNEN-CCARI); Luis Juez (Frente Cívico); Oscar Castillo (Frente Cívico y Social de Catamarca) y Alfredo De Angeli (Unión por Entre Ríos), entre otros.

http://www.parlamentario.com/noticia-79600.html

Latest Posts

Dolores