jueves, diciembre 1, 2022





“La vaguedad de Massa le hace perder terreno”

El jefe de Gabinete bonaerense habló con La Tecla en Mar del Plata. Respuestas a las críticas que vienen del kirchnerismo, el optimismo de “estar con Scioli en la Casa Rosada” y la percepción de que en la confrontación de dos modelos el rival es Macri.

Esta vez el encuentro fue en el Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata, la ciudad donde el grueso de los funcionarios provinciales alterna descanso con el acompañamiento a las febriles actividades costeras de Daniel Scioli. Alberto Pérez, el jefe de Gabinete bonaerense, viene de una semana donde fue uno de los encargados de la reacción del sciolismo ante los embates de otros candidatos del FpV contra el Gobernador.

-Hubo reacciones del sciolismo por las críticas kirchneristas. ¿Llegó el momento de salir a responder?

-Lo que nosotros hacemos es intentar transmitir claramente lo que concebimos que debe ser una disputa interna, unas PASO, un cotejo de ideas, con el adversario político que está afuera de este espacio o con el propio competidor interno. Creemos que eso debe hacerse en un marco de debate de ideas, de propuestas, de lo que ha hecho cada uno en las responsabilidades que le tocó desarrollar como gobernador, como legislador, como ministro, como intendente, como lo que sea; y cuando uno entra en el plano de las descalificaciones es malo para todos. Y cuando ocurre dentro de un mismo espacio político es aún más grave. Eso es lo que decimos, es lo que salimos a aclarar, y lo aclaramos siempre. Después, bueno, están las cosas particulares.

-Uno que descalificó fue Florencio Randazzo, y no sólo le contestaron ustedes, también salió Sergio Urribarri. ¿Puede implosionar el espacio interno?

-No, al contrario. Nosotros decimos todas estas cosas para que algunos compañeros, que por ahí están en el camino que creemos que no es el correcto, reflexionen. Fijate cuántas veces algunas de estas personas que nombrás critican a Scioli y cuántas veces critican a Massa o a Macri. Te adelanto el resultado del test: te va a dar diez a uno en críticas a Scioli. Entonces, una de dos: o coinciden más con Macri y con Massa, entonces estamos todos en un problema; o discrepan más con Macri o con Massa pero no se animan a decirlo, entonces el que está en problemas es ese candidato.

-¿O es porque Scioli gana las encuestas?

-Por eso digo; si el juego de las PASO va a ser peguémosle al que va primero, y el que va primero es de mi espacio, voluntaria o involuntariamente están trabajando para que gane Macri y le están quitando el trabajo a (Jaime) Durán Barba (gurú del jefe de Gobierno porteño).

-¿El rival es Macri?

-Creo que el que llega con más posibilidades de dirimir la elección con el candidato del Frente para la Victoria, que nosotros creemos que va a ser Scioli, es Macri, sí.

-¿Cree que Cristina va a elegir a alguien entre los postulantes del FpV?

-Así como el año pasado se hablaba más de gestión que de política, este año se va a seguir hablando de gestión, pero ya hay que empezar a hablar de política, porque es un año electoral. La conductora de este espacio, y la que define la estrategia, es la presidenta Cristina. Ahora, también es la misma Presidenta la que impulsó una nueva norma, que son las PASO, y es ahí donde se van a dirimir las candidaturas. Como impulsora de esa norma, y como conductora de este espacio, va a tener un rol fundamental, pero nuestra interpretación es que ella va a apoyar al candidato que surja de las PASO, para que triunfe en octubre este proyecto político.

-¿Qué pasa si lo dice antes?

-No hago hipótesis de cosas que no pasaron, y menos que involucren a la Presidenta.

-Muchas de las críticas del kirchnerismo se dispararon después de la visita de Daniel Scioli al espacio Clarín.

¿No provoca también Scioli?

-Ese tema puntual creo que ya está superado.

-¿Pero no provocan ustedes, con algunas acciones, las reacciones de cierto sector del kirchnerismo?

-Ya está aclarado lo que pasó ahí. Todos los que hacemos política, y los que estamos en la cosa pública, pero sobre todo los que quieren ser candidatos o quieren llegar a lugares de responsabilidad, tienen que mirar lo estratégico, lo global, dónde ha estado cada uno en los momentos trascendentes de la historia reciente de Argentina, que es del 2003 a esta parte. Y dónde estuvimos nosotros, dónde estamos y dónde estaremos está más que claro. Lo demás son cosas puntuales que ya están superadas.

-Usted habló de monigotes sin votos. ¿Hay más afuera o adentro?

-En todos lados, en todos lados. Creo que cada uno tiene que ser consciente de lo que representa; por supuesto que tener perspectiva de superarse y tener cada vez más responsabilidades es normal en todos los ámbitos de la vida, y sobre todo en quienes ejercemos un rol político, porque queremos re-presentar a cada vez más sectores de la sociedad. El que es intendente quiere ser gobernador, el que es gobernador quiere ser Presidente; es lógico. Pero creo que cada uno tiene que ser consciente de lo que ha representado a lo largo de su vida política, y no enamorarse de sí mismo.

-El año pasado hicimos una nota también acá, en Mar del Plata, y dijo que quienes descalificaban no entendían la realidad política. ¿Estamos en la misma situación que en enero de 2014?

-Bueno, hay que hacer docencia política. Repito: los que se enamoran de sí mismos y pierden el horizonte estratégico se equivocan. Hay algunos insistidores, pero creo que está mucho mejor el escenario para el país y, por ende, para nuestro espacio político en general. No quiero incurrir en el mismo error que señalo en otros. Este proyecto tiene muchas cosas para mostrar y para hacer hacia delante, muchos hombres y mujeres capacitados para gobernar, y un instrumento para dirimir esa competencia interna, así que estamos más que bien.

-Dijo en ese reportaje que no sabía lo que expresaba Massa. ¿Ahora lo sabe?

-La vaguedad de su propuesta y de su proyecto político hace que se haya cumplido lo que decía. La vaguedad de Massa le hace perder terreno. Su estancamiento y retroceso en la opinión pública tienen que ver con que nadie sabe bien qué expresa políticamente un hombre que creció en este proyecto y que critica sus pilares fundamentales; un hombre que ganó representatividad y popularidad gracias a la inversión nacional y provincial en su distrito y después los enfrenta. Se llama Frente Renovador y hace un rejunte de lo peor de la política, como (Raúl) Othacehé y otros intendentes que expresan lo más rancio. Preguntale a Gustavo Posse por qué dice que el Frente Renovador no es tan renovador como se decía. Creo que Massa está mostrando su endeblez, su falta de contenido, su inexperiencia. Hace ocho meses iba a tener diez gobernadores, doscientos intendentes; y tiene a la “Tigresa” Acuña, y se le fue Posse, y se le están por ir varios más. Ya no retiene ni a los propios.

-De esos que dice que se van, ¿recuperarán alguno ustedes o se van a ir todos con Macri?

-Muchos de los que se fueron con Massa, o que estaban con Massa cuando formaron ese espacio, es más fácil que recalen con Macri que en el Frente para la Victoria. Porque es como dice el Gobernador, acá hay dos proyectos que están claros: uno expresado en su forma más nítida y extrema en Macri y en forma más difusa en el massismo, y lo que expresa el peronismo, el Frente para la Victoria.

-¿En enero de 2016 volvemos a hacer una entrevista acá, o dónde se ve usted?

-En enero del año que viene voy a estar con Scioli en la Casa Rosada

Entrevista completa en revista La Tecla, edición n 607

http://www.latecla.info/3/nota_1.php?noticia_id=67025

Latest Posts

Dolores