martes, diciembre 6, 2022






Cambios impositivos, el acercamiento con Cuba y la tensión con la oposión dominarán el discurso de Obama

 Discurso del Estado de la Unión
El presidente estadounidense, Barack Obama, brindará el tradicional discurso del Estado de la Unión, en el que pedirá ante un Congreso de mayoría opositora un aumento impositivo para los más ricos, defenderá el uso de los decretos para impulsar cambios y pedirá un mayor consenso bipartidista.

Desde la sede del Congreso y frente al primer Congreso dominado completamente por la oposición de su mandato, Obama hablará a las 21 (23 de Argentina), presentará su plan político para este año y destacará el crecimiento macroeconómico, la caída del desempleo y otras cifras que sostienen que la superpotencia comenzó a dejar atrás la devastadora crisis financiera de 2008.

A partir de este contexto, una de las principales iniciativas que propondrá será la recaudación de 320.000 millones de dólares en diez años a través de un aumento de impuestos a los más ricos y a las grandes empresas financieras.

El objetivo será reducir en 175.000 millones los impuestos que recaen en las familias de ingresos medios, según explicaron fuentes de la Casa Blanca no identificadas al diario The New York Times.

Pese al énfasis que le imprimirá Obama en su discurso a la nueva iniciativa, es improbable que el Congreso, dominado completamente por la oposición republicana, apruebe un aumento impositivo.

Uno de los principios filosóficos del Partido Republicano es que el Estado no debe someter a los ciudadanos a una fuerte carga impositiva. En cambio, propone una política de libre mercado y la menor interferencia posible en la vida de los individuos.

Hace cuatro años que los republicanos dominan la Cámara Baja del Congreso y lograron bloquear todas las iniciativas políticas y económicas domésticas de Obama. Sin embargo, en las últimas elecciones, la oposición logró ganar también la mayoría en el Senado, por lo que es muy probable que la Casa Blanca no pueda hacer avanzar ningún proyecto de ley importante en los próximos dos años.

El plan de Obama, que en dos años termina su segundo y último mandato presidencial, propone, entre otras cosas, aumentar el impuesto a las plusvalías y dividendos del 23,8 al 28 % para las parejas con ingresos superiores a 500.000 dólares al año.

Entre los destinatarios de esa ayuda el Presidente destacará a los estudiantes, a los que se ofrecerían dos años de matrícula gratis en el colegio, lo que supondría un gasto de 60 millones de dólares en una década, según consignó el diario neoyorquino, que suele adelantar con exactitud los grandes anuncios de Obama.

Distintos medios locales también adelantaron que el mandatario reiterará su decisión de vetar ciertas iniciativas republicanas, como la construcción del oleoducto Keystone, cuestionado por razones ambientales, o enmiendas que limitarán hasta convertir en prohibitivo el aborto, permitido a nivel federal por la Corte Suprema.

Pero The New York Times destacó que Obama también intentará mostrarse conciliador con las dos cámaras del Congreso, ahora controladas por amplias mayorías republicanas. Uno de los temas de consenso que planteará es volver a impulsar tratados comerciales en Europa y Asia.

El discurso de Obama estará centrado en sus iniciativas y proyectos de ley para este año que comienza, pero también defenderá su decisión del mes pasado de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba por decreto. El mandatario podría incluso pedirle al Congreso que flexibilice o ponga fin al bloque comercial que hace más de 50 años pesa sobre la isla latinoamericana.

Desde el palco reservado a la primera dama, uno de los invitados del Poder Ejecutivo que escucharán las palabras de Obama será Alan Gross, el contratista estadounidense que fue liberado por Cuba después de 15 años en la cárcel en el marco del acuerdo diplomático con el gobierno de Raúl Castro.

Invitado por la Casa Blanca, ésta será su primera aparición pública desde que llegó a Washington el 17 de diciembre, mientras Obama anunciaba el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la isla, que se comenzará a negociar esta semana en La Habana.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y los legisladores de origen cubano más conservadores, entre ellos el senador Marco Rubio, traerán a sus propios invitados, todos opositores al acuerdo con La Habana.
El nuevo jefe de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, adelantó hoy que la oposición espera que Obama utilice el Discurso del Estado de la Unión para “dar vuelta la página” a lo que llamó una “temporada de confrontación y parálisis”, según un comunicado que difundió su oficina.

“El pueblo estadounidense no está pidiendo un listado de propuesta diseñadas para emocionar a las bases, pero no para ser aprobadas”, advirtió el líder republicano, recordando que de ahora hasta el fin del mandato de Obama es su partido el que tiene la voz cantante en las dos cámaras del Congreso.

Pese a la derrota que sufrió el año pasado en las elecciones legislativa de medio mandato, Obama vive uno de sus mejores momentos en términos de popularidad, según una encuesta publicada ayer por el diario The Washington Post y la cadena de noticias ABC.

Según este nuevo sondeo, Obama mantiene un apoyo del 50% entre los estadounidenses.

Fuente: Telam

http://www.telam.com.ar/notas/201501/92545-cambios-impositivos-el-acercamiento-con-cuba-y-la-tension-con-la-oposion-dominaran-el-discurso-de-obama.html

Latest Posts

Dolores