A 26 años del asesinato de José Luis Cabezas

Cada 25 de enero en Argentina se conmemora el Día Nacional del Reportero Gráfico, en recuerdo del asesinato de José Luis Cabezas. Este día fue promulgado con la Ley N°24.876, el 13 de octubre de 1997, y contó con el apoyo de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina.
“No se olviden de Cabezas”, el lema impuesto por el colectivo de Reporteros Gráficos, que vuelve a cobrar vigencia en cada aniversario del homicidio cometido en la Costa Atlántica.
José Luis Cabezas comenzó a trabajar para la revista Noticias en 1989 como reportero y fotógrafo gráfico. A lo largo de su carrera fue ganando reconocimiento entre sus pares y fue en 1996 cuando consiguió una de las fotografías más buscadas por los medios de comunicación.
Realizando la cobertura periodística en la localidad bonaerense de Pinamar, donde se hospedaban muchos políticos y empresarios, logró fotografiar a Alfredo Yabrán, siendo esta imagen la primera en conocerse del empresario. Noticias publicó esta foto en su portada del 3 de marzo de 1996.
Durante la madrugada del 25 de enero de 1997, al salir de una fiesta organizada por Oscar Andreani, Cabezas fue secuestrado y asesinado en General Madariaga, a los 35 años. Fue encontrado calcinado dentro del auto Ford Fiesta que había sido alquilado por su empleador. Su cuerpo demostró que había sido esposado y había recibido dos tiros en la cabeza.
La carta completa que escribió Gladys Cabezas

“Querido hermano:

Hoy quiero hablar con vos y contarte que estamos recordándote, acá en Pinamar como todos los años.

Hoy 26 años, qué locura. Siento que fue ayer cuando con los viejos, nos enterábamos por la radio que habían encontrado calcinado y esposado a un reportero de la Revista Noticias.

‘Por Dios, es mi hijo’, decía mami. ‘No puede ser’, decía papi. Tu sobrino Sebastián, mi hijo, con solo 9 años salió gritando a la calle: ‘Mataron a mi tío’.

Cuánto dolor, cuánta impotencia, cuántas mentiras, cuánta hipocresía. Pero lo peor, cuántos corruptos. Cuanta corrupción en manos de personajes siniestros. Llegó el juicio y nos mintieron diciendo cadena perpetua. Pero no fue así: era portarse bien en la cárcel y salir.

Luego, los ciudadanos de bien se acercaron a nosotros, nos dieron fuerzas y siguen estando cada 25 de enero acá en Pinamar, en la cava y en cada lugar del mundo en donde se acuerdan de vos. Sí, del mundo, aunque no lo creas…

Bueno, no te agrandes. Fuiste un buen fotógrafo, un buen hijo, hermano, marido, padre. Pero, sobre todo, una muy buena persona Siento que no te mataron, no lo lograron, porque estás siempre en mí.

Es una lástima que no hayas podido conocer a Riu, tu nieto, que tiene un añito y está hermoso. Él va a hablar de vos cuando sea grande y dirá ‘José Luis Cabezas presente'”.

Anuncio