Argentina le ganó 2-0 a México y se pone en carrera en el Mundial

Argentina sumó hoy una victoria clave en busca de la clasificación a los octavos de final del Mundial de fútbol Qatar 2022, al imponerse a México por 2 a 0 en partido jugado en el estadio Lusail por la segunda fecha del Grupo C del certamen.

Los goles de Argentina, que en el debut había caído 1-2 ante Arabia Saudita, fueron de Lionel Messi y Enzo Fernández, ambos en el segundo tiempo.

En un partido difícil, cerrado, Lionel Messi apareció a los 19´ del segundo tiempo para abrir el resultado con un zurdazo de media distancia, y el ingresado Enzo Fernández, a los 42´, cerró el triunfo 2-0.

Se sufrió, se luchó, pero se ganó. La Selección argentina sacó adelante un partido durísimo, con toda la presión encima, y de la mano del genio de Lionel Messi encaminó su triuno 2-0 ante México, por la segunda fecha del Grupo “C” del Mundial de Qatar en un estadio Lusail que contó con casi 90 mil espectadores. Ahora, el elenco nacional podrá clasificar a octavos si vence a Polonia, el próximo miércoles a las 16.

¡Alivio Mundial!: Argentina derrotó a México y sigue con vida en Qatar

Messi, el 10 de todos y cuando la pelota más quemaba, recibió de Di María, se acomodó y sacó un violento zurdazo rasante para el 1 a 0, a los 19´ del segundo tiempo. Luego, a los 42´ del complemento, el ingresado Enzo Fernández -clave- remató a colocar dentro del área tras un amague y liquidar la historia.

El primer tiempo de Argentina fue preocupante, una extensión del segundo tiempo ante Arabia Saudita. Se notó al equipo de Scaloni totalmente “atado” futbolísticamente, sin lograr descifrar el sólido planteo táctico de México, que con una línea defensiva de cinco hombres canceló todo intento por las bandas. Además, el equipo de “Tata” Martino desplegó una presión que, sumado a los nervios del equipo nacional, fue efectiva. Cada hombre de la Selección tuvo entre dos y tres marcas encima, y la mayoría terminó jugando de espaldas.

La posesión fue mayormente de Argentina, pero fueron los centrales, y los laterales Montiel y Acuña quienes más tuvieron la pelota. Messi fue absorvido pero tampoco tuvo sociedades. De Paul volvió a lucir impreciso. Di María, sin espacios. Y Lautaro Martínez sin recibir juego.

No hubo prácticamente situaciones de riesgo. México no se preocupó por atacar, pero tuvo un par de pelotas detenidas riesgosas: a los 9´ un envío aéreo de Montes que no llegó a conectar ningún compañero; y a los 44´ el marplatense “Dibu” Martínez voló para salvar en un tiempo un tiro libre de Jesús Gallardo que tenía buen destino.

Argentina? Un tiro libre de Messi, cerrado desde la esquina, que Ochoa sacó con los puños; un cabezazo desviado de Lautaro Martínez a los 40´ tras envío de Di María, y su mejor acción colectiva, recién en el quinto minuto de adición de la etapa, cuando Mac Allister pasó de la izquierda al centro, se juntó con Di María, Messi abrió a Acuña y la defensa mexicana salvó con apuro.

El segundo tiempo, trabajo de hormiga y un Messi salvador

Scaloni no modificó piezas para el segundo tiempo, y Argentina intentó jugar más posicionado en campo contrario, ante un México que ya no ejerció la presión de la etapa inicial. A los 6 minutos Lionel Messi fue derribado en la medialuna y pareció un tiro libre inmejorable. Pero el “10” remató por encima del travesaño, casi sin riesgo. Sin embargo, el partido se presentaba de otra forma: el equipo nacional manejando la pelota, apostando más al toque. Pero no tardó el entrenador en ajustar tácticamente al equipo. Adentro Enzo Fernández, de buen pie, por Guido Rodríguez.

Y cuando Scaloni se la jugó al sacar a Lautaro Martínez, que nunca pudo entrar en juego, e ingresar Julián Álvarez, un minuto después, a los 19, apareció la magia de Lionel Messi: Enzo Fernández abrió a Di María, “Fideo” buscó al “10” delante de la medialuna, que controló y en un segundo sacó un violento zurdazo rasante y esquinado para el festejado 1 a 0. Grito de furia. Desahogo. Emoción. Argentina, con vida.

Con la ventaja, el cuerpo técnico propuso los ingresos de Exequiel Palacios por Mac Allister y “Cuti” Romero por Di María para fortalecer la defensa. La Selección, entonces, retrocedió unos metros y le cedió la iniciativa a un México sin muchas ideas, pero que empezó a acercarse cada vez más al área de “Dibu” Martínez. La última línea, con Nicolás Otamendi como estandarte los 90 minutos, respondió sólidamente en el juego aéreo y en las marcas.

Argentina tuvo espacios para contragolpear pero no estuvo fino en los metros finales. Julián Álvarez corrió a todos, Messi se soltó, De Paul creció en su despliegue y la victoria fue quedando más cerca.

Hasta que en el minuto 42´ llegó la tranquilidad con un golazo de Enzo Fernández: el exRiver tomó la pelota dentro del área, amagó ante su marca y colocó la pelota al ángulo con un derechazo de cara interna. Dos a cero. Y la clasificación más cerca.

Argentina está con vida en Qatar, y todos los miedos ahora quedan de lado. Falta un paso más para clasificar, pero sin dudas así como la derrota ante Arabia Saudita caló hondo, este triunfo puede refundar al equipo nacional de cara a lo que viene.

 

Anuncio