No pudo dar vuelta la serie. En el Monumental, River igualó 0-0 con Vélez por la vuelta de octavos de final de la Copa Libertadores y quedó eliminado. El VAR le anuló un gol a Matías Suárez en el complemento de manera polémica. Con un global 1-0, el Fortín avanzó a cuartos contra todos los pronósticos y enfrentará a Talleres.

Un comienzo donde el Millonario se hizo protagonista desde el minuto inicial, ante un Fortín que esperó en su propio campo. La primera clara fue para el local a través de Romero: tras un buen pase de Aliendro, el atacante se perdió de manera increíble el primero, rematando con el puntín cerca del palo izquierdo de Hoyos.

Sin embargo, el Fortín se acomodó a la presión inicial y empezó a disputar la pelota, con mucha movilidad de Orellano y Janson. Así, generó dos chances claras en las que se lució Armani: primero, el arquero le sacó un remate a Bou que se metía en el ángulo y después mandó al córner un furioso tiro de Janson.

Sin embargo, el duelo entró en una fricción y pese a que el Millonario buscó por las bandas, no estuvo fino en las terminaciones y le costó generar peligro claro. Vélez se acomodó mejor defensivamente y apostó a ataques directos, pero tampoco supo gravitar como lo hizo en los primeros minutos.

En el complemento, el Millonario se adelantó en ofensiva y buscó por todos lados el gol. Sin embargo, no tuvo la claridad necesaria para poder romper la defensa del Fortín, a excepción de un cabezazo desviado de Romero. Después el duelo fue luchado en el mediocampo, donde hubo mucha disputa y juego poco vistoso.

Gallardo probó con los ingresos de Quintero y Suárez para cambiar la ecuación, pero el equipo no mejoró. Y encima dejó espacios para la contra, que el Fortín no supo aprovechar; lo que si manejó los tiempos, con una buena labor defensiva.

En una contra, Vélez casi lo gana: luego de una mala marca en defensa, Osorio encaró mano a mano frente a Armani, pero luego de un buen achique del arquero, terminó rematando desviado su tiro.

Y a los 33´, llegó la gran polémica de la noche. Luego de una buena jugada de Barco y un posterior centro, Suárez marcó el primero de cabeza para el delirio Millonario. Sin embargo, el VAR llamó a Tobar y le señaló una posible mano del cordobés en el tanto. Tras analizarlo varios minutos, finalmente cambió su decisión y no convalidó el tanto, por lo que cobró tiro libre para la visita.

Pese a buscarlo por todos lados, Vélez se cerró bien y aguantó los centros y aproximaciones del equipo de Gallardo. Con Godín jugando sus primeros minutos, el Fortín se llevó el empate para terminar ganando la serie y el pase a cuartos de final. De esta forma, River que despidió a Julián Álvarez, vuelve a quedarse sin sueño copero y al igual que Boca, deberá enfocarse en la Liga Profesional.

Anuncio