Las autoridades bonaerenses advirtieron la preocupación por la suba de casos de Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA). Frente a ello, remarcaron la importancia de la vacunación, la prevención y la inmediata atención médica ante un caso sospechoso.

Es que desde el 2012, la cantidad de casos registrados en las últimas semanas, es la mayor en diez años, explicó el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Los pacientes infectados confirmados se desprenden de las localidades de Ramallo, Pergamino y San Nicolás.

El pico máximo se registró en la primera semana de junio, con 75 casos sospechosos. Según pudo confirmar Nicolás Kreplak, ministro de Salud bonaerense, 12 casos fueron confirmados, 27 descartados y 40 continúan bajo análisis ya que los estudios arrojaron “resultados no conclusivos”.

Según pudo saber el diario El Popular, en el mismo período pero durante el año pasado, los casos sospechosos eran 15 y solo uno fue confirmado. Las áreas donde se presentaron los primeros pacientes corresponden a un sector de la provincia considerado “área endémica y con casos esporádicos”.

Respecto a los doce pacientes bajo tratamiento médico, se pudo confirmar que ninguno estaba vacunado con Candid#1, la vacuna preventiva, gratuita y obligatoria para todos los habitantes de la zona. A su vez, de estos casos, solo cuatro no fueron tratados con transfusiones de plasma inmune “de convalecientes”.

El primer caso fatal confirmado ocurrió el pasado abril, cuando una mujer de 42 años perdió la vida tras contagiarse en, se estima, un “evento social en el partido de Ramallo”.

La FHA es transmitida por el ratón maicero, también conocido como Calomys Musculinus y, de no tratarse, hay 30% de posibilidades de no sobrevivir. La transmisión de plasma inmune en los primeros siete días reduce la intensidad de los síntomas

Recomendaciones

Desde el Ministerio de Salud pidieron a la población que se acerquen a los vacunatorios para recibir la inmunización obligatoria dentro del Calendario Nacional de Vacunas, con una dosis a partir de los 15 años. También solicitaron mayor “vigilancia, seguimiento y clasificación” de los casos sospechosos.

Anuncio