Con la llegada de las bajas temperatura y el uso de artefactos de calefacción, especialistas de la Región hablaron de cuáles son los accidentes hogareños más comunes a la hora de calentar la casa en esta época del año y qué precauciones hay que tener en cuenta para evitarlos y no tener que padecer situaciones de gravedad.

El titular del cuartel de Bomberos Voluntarios de Berisso, Roberto Scafati, aseguro que “estamos en la época en donde empiezan a haber mayor cantidad de incendios, los cuales se dividen en dos partes: por error humano o fallas técnicas”.

En ese sentido, explicó que en cuanto a los errores más comunes de los vecinos “es el secado de ropa con estufas” y advirtió que “un mínimo descuido inicia un incendio que luego es difícil de controlar”.

“Otro descuido humano, y que se convierte en una falla técnica, es cuando en la famosa ‘zapatilla’ se enchufan estufas eléctricas y se genera cortocircuito, y como en muchas casas las instalaciones no tienen disyuntor termina en un incendio”, añadió. Al respecto, recomendó que ” hay que estar atento, uno no puede poner a secar la ropa e irse a dormir”.

Por el lado de las fallas técnicas apuntó a “estufas que no se controlaron debidamente”. “Deben ser controladas por un gasista matriculado”, dijo y señaló además que estas situaciones “no siempre derivan en incendios, también hay víctimas por inhalación de monóxido de carbono”.

Sobre ello sostuvo que “siempre se recomienda no usar el horno ni la cocina para calefaccionar. Esos son elementos para cocinar. Los braseros también son grandes productores de monóxido de carbono”.

Sobre la situación en Berisso, sostuvo que “por suerte, estamos en índices normales, don dos o tres incendios diarios. Casi siempre son controlados y veces tenés cuatro o cinco incendios que terminan en daños totales”.

En relación a las dificultades que se les presentan en los operativos por este tipo de siniestros, comentó que “los incendios en altura son los más complejos”. “Para estos casos necesitamos uso de escaleras mecánicas que en muchos casos no llegan y tener equipos de respiración. El año pasado en Tres de Febrero perdimos a tres bomberos voluntarios en un incendio en un piso elevado. El transporte del material al lugar es otro punto que complejiza las tareas de rescate”, agregó.

En casos de incendio, recomendó que “es fundamental en arrojar el extintor y evacuar. Siempre usar el extintor al lado de la puerta, para poder evacuar. Y siempre tener un teléfono y llamar al 100 de bomberos”.

Por su parte, un gasista matriculado de La Plata, José (Mat. 70203416 Camuzzi Gas Pampeana), se refirió a las pérdidas de gas y afirmó que “se producen cuando el gas está contenido”.

Por ese motivo sugirió que “las estufas sí o sí tienen que tener tiro balanceado”. “Siempre es importante que el circuito de aire funcione bien, es decir, que el aire ingrese y egrese”, agregó. También remarcó que es importante “dejar la ventana un poquito abierta, con una hendija de 10 centímetros”. “Lo mejor que puede pasar es cambiar el ambiente antes de ir a dormir”, apuntó.

Asimismo, sostuvo que “hay dos cosas fundamentales: llamar en febrero o marzo a un gasista matriculado que realice una prueba de hermeticidad de la instalación, saber si hay algún artefacto que pierda y que ninguna cañería esté obstruida”. El gasista lamentó que “eso por lo general se deja para lo último. Si uno no paga el seguro del auto a fin de año choca y perdiste. Con esto pasa lo mismo”. “La visita de personal idóneo es fundamental”, insistió.

Anuncio