Sergio Berni llegó cerca de las 8 de la mañana al piquete de los camioneros que bloqueaban desde las 6 la Autopista La Plata-Buenos Aires, generando un caos total, con más de 8 kilómetros de cola en hora pico. Mientras los automovilistas quedaron varados en esa vía sin poder llegar hasta la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Seguridad bonaerense arribó al lugar y lo hizo en helicóptero, para más tarde lograr que liberen al menos dos carriles.

“Hagan la asamblea y decidan. Tenés 5 minutos para sacar los camiones”, le dijo

No me vine hasta acá con 500 policías para discutir la falta de gasoil”.

“La Argentina necesita un orden, no se puede hacer lo que se quiere. Los intimé y les di cinco minutos. Una protesta no se puede resolver con un delito”, sentenció el funcionario.

Berni insistió con que si en cinco minutos no corrían los camiones se los iba a llevar secuestrados. “Los terminaré de sacar mañana a las 5 de la mañana, no me importa”.

“Estamos buscando una solución para liberar el corte”, dijo en la zona del peaje. E insistió asegurando “tenés 5 minutos, te quedan 4” al representante de los camioneros, quien en el medio de la discusión plagada de micrófonos sostenía que “el ministro se comprometió a gestionar con el de Transporte para que nos atienda. Desde el sindicato mandamos nota avisando, y nadie nos atendió”.

Mientras daba su testimonio, el funcionario le manifestaba: “Te quedan 3 minutos. ¿Vas a seguir haciendo show o vas a sacar los camiones?. Apurate que te queda poco tiempo”. La tensión iba en aumento porque los vehículos se mantenían cortando en el peaje de Dock Sud y Berni hacía gestiones.

Lo cierto es que cerca de 8:30, se liberaron al menos dos carriles y el tránsito comenzaba a circular. “Una protesta no se resuelve con un delito. Si son tan trabajadores, y respeto su derecho a trabajar como el de todos los argentinos que están pasando por ese carril y que hace una hora están en una cola”, había dicho el ministro de Seguridad antes del acuerdo al que llegó con los manifestantes.

“Ahora que liberaron nos vamos a sentar y vamos a dialogar”, dijo Berni a la prensa luego de que comenzó a fluir el tránsito, al tiempo que agregó: “Mi función es normalizar la ruta como lo hice. Después voy a ser un instrumento para allanarle una vía de comunicación con el Gobierno provincial para ver de qué manera se puede solucionar el conflicto. Pero con extorsión conmigo no”.

Anuncio