Las llamas que se habían iniciado este jueves en la noche fueron controladas por los bomberos en horas de la madrugada pero este viernes al mediodía los focos ígneos se reavivaron.

Las altas temperaturas y la baja humedad en el aire, junto a la sequía y a la gran cantidad de material vegetal inflamable en el sector, generan las condiciones perfectas para que surjan estos focos ígneos, muchas veces provocados por la irresponsabilidad de quienes ingresan a estos montes sin respetar las mínimas normas de seguridad y cuidado.

Una instantánea del fuego registrado en horas de la madrugada de este viernes en el vivero de Miramar.

Pese al enorme esfuerzo de los integrantes del cuartel de bomberos local, quienes lograron controlar y sofocar el incendio, y aún al mantener una guardia de cenizas para evitar que se avive cualquier nuevo foco, el viento volvió a generar la reactivación del fuego.

El vivero “Florentino Ameghino” es el mayor espacio verde del partido de Gral. Alvarado y cuenta con una importante masa forestal, lindera a una zona rural atravesada por la ruta 11.

Sobre todo en verano, la sequía y las altas temperaturas elevan mucho el riesgo de que se produzcan estos fenómenos en toda la zona extendida entre la ciudad de Miramar y la localidad de Mar del Sud.

Este viernes, luego de que el fuego avanzara por sobre los cortafuegos creados durante horas de la mañana, las dotaciones de bomberos debieron volver a trabajar a pleno en el lugar.

La municipalidad solicitó a turistas y residentes que no ingresen al predio por ninguno de sus accesos.

Anuncio