Por las altas temperaturas de las últimas horas, que llegaron a picos de 43 grados, cientos de gallinas murieron en los criaderos de la localidad de General Piran. Esto representa un gran pérdida económica para los empresarios avicolas de la homónima, que rige su economía en torno a esa actividad.
Anuncio