Se trata de la comuna de Mussomeli, ubicada en Sicilia que días atrás firmó un convenio con la Universidad Nacional de Rosario para convocar a especialistas médicos

Tras la firma de un acuerdo entre la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la comuna italiana de Mussomeli que tiene como objetivo abrir una convocatoria entre graduados en medicina de la universidad santafesina, la comuna siciliana abrió una convocatoria para contratar 2251 médicos, de los cuales 23 van a ser asignados a la comuna Mussomeli y el resto a toda la región siciliana.

De acuerdo al documento, los profesionales solicitados serán anestesiólogos, ginecólogos, clínicos, cirujanos, psiquiatras y odontólogos, entre otras especialidades. “Tenemos que cubrir muchos puestos. Comenzarán ganando un salario base de 6000 euros a los que luego se sumarán premios, horas extras y pago por especialidad. Algunos profesionales llegarán a ganar cerca de 10.000 euros por mes, según la especialidad y experiencia”, explicó Erica Moscatello, presidenta de la consultora Caccipit para la Administración Pública y las empresas y embajadora de Confapi Sicilia (Confederazione italiana della piccola e media industria privata), confederación integrada por 80.000 empresas sicilianas. Moscatello es argentina, pero vive hace cinco años en Italia y hace 20 en Europa.

Cómo anotarse

La convocatoria esta a cargo de la UNR y, una vez que se homologan los títulos los médicos argentinos interesados, van a Italia. El pasaje lo deberán pagar con sus propios recursos, pero al llegar ya tienen un contrato laboral y una ayuda para realizar los trámites y encontrar un lugar dónde vivir.

Esta particular convocatoria no exige que los médicos tengan la ciudadanía, porque entran a Italia con el permiso de residencia por contrato laboral. Tampoco se les exige que sepan hablar italiano, ya que tendrán a su disposición un profesor que les enseñará el idioma cuando lleguen.

El principal objetivo es cubrir la carencia de médicos que tiene Italia. “Varios consultorios debieron cerrar momentáneamente por la falta de médicos. Con este acuerdo queremos no solo cubrir esta demanda sino que los profesionales se queden a vivir acá”, cuenta Moscatello.

Recién comenzó a difundirse el tema y ya han llamado egresados de otras universidades para aplicar, pero por ahora el acuerdo es solo con la UNR, aunque Moscatello abre la puerta a otras instituciones. “Invitamos a las otras universidades interesadas a que nos llamen para ver si pueden concretarse otros acuerdos porque la necesidad de médicos acá es muy grande”, agrega la presidenta de Caccipit.

La escasez de especialistas que vive esa región italiana no tiene que ver exclusivamente con la pandemia: Italia tiene este problema hace varios años. Según los análisis estadísticos desarrollados por la Asociación Nacional de Auxiliares de Hospitales-Sindicato Italiano de Medicina Pública, Italia necesitará al menos 16.500 médicos de aquí a 2025. El ranking de las ciudades con más déficit de médicos se encuentran: Piemonte en el norte; Toscana en el centro; y Sicilia en el sur.

Anuncio