Un trasplante hepático para tratar un cáncer metastásico. Esta cirugía novedosa, que empezó a probarse hace menos de 20 años en el mundo, se realizó por primera vez en el país en la Fundación Favaloro, y la paciente ya recibió el alta.

Según explicó la Fundación en un comunicado, el equipo de Trasplante Hepático de su Hospital Universitario realizó el primer trasplante hepático en nuestro país como parte del tratamiento de las metástasis hepáticas de cáncer de colon.

El cáncer de colon es la es la segunda causa de muerte y la tercera en incidencia, a nivel mundial, y uno de cada tres pacientes tendrá algún día una metástasis hepática.

“La resección hepática y tratamiento con quimioterapia han incrementado la supervivencia, constituyéndose en el tratamiento estándar, cuando pueden ser aplicados. Sin embargo, en algunas situaciones, ya sea por el número de las metástasis o su localización, la cirugía de hígado no puede realizarse. Es en estos casos donde la posibilidad del trasplante hepático, comenzó hace algunos años a plantearse”, detalló Gabriel Gondolesi, jefe de Trasplante Hepático.

La cirugía se hizo la última semana de noviembre, tras la evaluación de potenciales candidatos. La paciente fue una mujer, María Fabiana Beier, que recibió la mitad derecha del hígado de su hijo, el donante. El fue dado de alta al cuarto día y ella, al noveno. Ambos siguen evolucionando favorablemente.

UNA OPCIÓN RECIENTE

Según explicaron desde la Favaloro, el trasplante se utiliza de manera difundida a nivel mundial para algunos tumores del hígado, pero cuando la afección hepática es por metástasis, la situación es diferente. Estos trasplantes son mucho más recientes. “Hace unos años, se comenzaron a trasplantar pacientes con metástasis de tumores neuroendocrinos y más recientemente en pacientes con metástasis hepáticas de cáncer de colo-rectal”, señaló Gabriel Gondolesi, jefe de Trasplante Hepático.

En 2006, en Noruega, país en el que la oferta de órganos supera a la demanda, se aprobó un estudio con el objetivo de poder trasplantar pacientes con metástasis irresecables de cáncer colo-rectal. En el 2016 se presentaron los primeros resultados: los pacientes vivían tres veces más cuando se trasplantaban, si los comparaban con quienes solo recibían quimioterapia.

Pero esta opción tiene dos problemas. No sólo es escasa la oferta de donantes por muerte encefálica, sino que también muy pocos pacientes cumplen con los estrictos criterios de selección para acceder al trasplante. Otro estudio mostró que de 160 posibles candidatos a este procedimiento, sólo 40 fueron considerados factibles y apenas 3 pacientes fueron trasplantados hasta el momento de la publicación.

El trasplante de donante vivo abre más opciones. El primero en Latinoamérica se realizó en Brasil, en el 2019, utilizando el lóbulo derecho de un donante vivo adulto. El que hicieron en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro los cirujanos Gabriel Gondolesi, Pablo Barros Schelotto y Diego Ramish, con la intervención de las hepatólogas Silvina Yantorno y Valeria Descalzi y el Servicio de Oncología liderado por Guillermo Méndez es el primero en el país.

Clarín

Anuncio