Dialogamos con CLAUDIA INÉS CARPINTERO, Coordinadora General de la Red Provincial por Mujeres Libres de Violencias, Directora de Relaciones con la Comunidad para el Abordaje de las Violencias de la Cámara de Diputados de la Prov. de Buenos Aires, Historiadora, Profesora de Universidad del Este y UNLP, egresada de la Facultad de Humanidades de la UNLP, especializada en género y en la historia de las mujeres. Es además investigadora de la UNLP CONICET.

Claudia, que reflexión nos puede dar sobre éste día

C.C: Reflexionaba sobre el Día Internacional de la No Violencia contra las mujeres, 25 de noviembre, que debería ampliarse para pasar a ser Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres y las Diversidades Sexogenéricas. Yo como Coordinadora General de la Red Provincial por Mujeres Libres de Violencias, pensando al respecto, me doy cuenta que es muy difícil solucionar éste problema porque es parte de la estructura social, es la cultura occidental en la que vivimos atravesada por el patriarcado, la que crea los mecanismos para invisibilizar, fragilizar, discriminar, subordinar a las mujeres y a las diversidades. En tanto nosotros no logremos deshilachar ésta cultura patriarcal y construir otra, digo, desterrar el patriarcado, siempre la violencia hacia las mujeres va a ser un reclamo y nunca va alcanzar solución. Mientras haya patriarcado es muy difícil esto.

Qué se podría ir haciendo al respecto?

C.C: Lo que podemos ir haciendo mientras tanto es crear, construir leyes, por ejemplo de discriminación positiva que nos permiten morigerar el impacto de esas violencias hacia las mujeres, crear institutos, instituciones que permitan visibilizar esa violencia y desnaturalizarla como estamos haciendo hasta ahora. Pienso que falta mucho pero que tener leyes de protección integral como las que tenemos en la República Argentina, tener Ministerios de la Mujer, Género y Diversidad Sexual en la Nación y en la Provincia, apostar siempre a la paridad en los cargos, por ejemplo en los cargos electivos en la constitución de las empresas, en la constitución de las comisiones directivas de los clubes, ese tiene que ser un horizonte, me parece que la Ley Micaela, aplicada al conjunto de la sociedad constantemente y a largo plazo va a permitir empezar a remover ese patriarcado. Tenemos que tener en cuenta, que el patriarcado, como dice Celia Amorós Puente, es meta-estable, siempre ha logrado acomodarse, estabilizarse nuevamente ante cada embestida que le pegamos las mujeres. Llegará un momento en que logremos desestabilizarlo completamente, por ahora las mujeres lo que hacemos es organizarnos, crear agencia, convertirnos en agencia, construir también un horizonte de reclamos y construir las posibilidades para que esos reclamos sean efectivos. Creo que vamos muy bien encaminadas a pesar del patriarcado.

Anuncio