La empresa se quedó sin stock de clinker, que se utiliza para la producción de cemento, y debe suspender las operaciones en su planta de Olavarría.

La cementera Loma Negra apagará este sábado sus hornos en la planta de Olavarría porque se quedó sin stock de clinker, el insumo necesario para producir cemento, por un conflicto entre el sindicato (AOMA) y su proveedor de piedra caliza (Minerar).

“(El sindicato) AOMA había llegado a un acuerdo de re encuadramiento sindical con Minerar, solicitado por la propia organización sindical, aunque ahora esa misma parte sindical se niega a cumplirlo, bloqueando la operación y prohibiendo las horas extra de trabajo”, explicó Loma Negra en un comunicado. El desacuerdo afectará el funcionamiento de L’Amalí, la planta de Olavarría.

Desde la cementera señalaron que el conflicto entre AOMA y Minerar es la única causa de la suspensión de la producción, que afecta seriamente a esta planta, que representa el 70% de su producción total.

Directivos de Loma Negra señalaron que “para que la materia prima pueda ir ingresando de manera rápida a la planta hasta alcanzar un stock que permita el reinicio de la producción, es necesario que el sindicato y Minerar logren acuerdos que permitan normalizar sus operaciones y aseguren un flujo razonable de piedra”.

Si la situación se extiende en el tiempo, “la medida complicará en lo inmediato el abastecimiento del mercado y, de no normalizarse la provisión de materia prima de Minerar a Loma Negra, en pocas semanas dejará sin cemento al sector de la construcción, que ha mostrado una aceleración importante en esta etapa post pandemia”.

La disputa
La empresa había denunciado que “desde el miércoles a la tarde personas que no pertenecen directa ni indirectamente” a la firma “y que dijeron ser representantes sindicales de la seccional Olavarría de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) ingresaron al predio propiedad de la compañía en camionetas con identificación del sindicato y están bloqueando las tolvas de carga de materia prima a las máquinas trituradoras, que integran el proceso de producción de cemento”.

A través de un comunicado difundido a los medios de prensa, la compañía recordó que “hace solo nueve meses, en diciembre de 2020, AOMA Nacional y Minerar S.A., proveedor del servicio de explotación de piedra de Loma Negra CIASA, llegaron a un acuerdo para el cambio de encuadramiento sindical del personal, solicitado por el gremio”.

Luego expusieron que “sin embargo la parte gremial se niega a aceptar en su totalidad el nuevo encuadramiento en cemento acordado, adoptando nuevas medidas ilegitimas adicionando reclamos a Minerar sin sustento alguno, lo cual afecta a Loma Negra. Ayer (por el miércoles 20 de octubre) el Ministerio de Trabajo de Nación dictó la conciliación obligatoria la cual no ha sido acatada por AOMA, manteniendo su postura intransigente”.

La planta cuyos hornos dejan de producir por falta de materia prima fue ampliada con una inversión de aproximadamente U$S 350 millones, para duplicar su capacidad de producción, según la empresa. “Este tipo de inversiones a largo plazo son las que el país tanto necesita para generar empleo y crecimiento siendo necesario reglas claras y estabilidad jurídica con lo que lamentablemente la actitud de AOMA no contribuye”, dijeron fuentes de Loma Negra.

Anuncio