“El proyecto de modificación de la integración del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), tiene como principal objetivo eliminar la presencia de los productores rurales y profesionales del agro, del principal órgano decisorio de la entidad”, expresó el senador Andrés De Leo.

A través de una declaración presentada esta semana en la Legislatura Bonaerense, el legislador bahiense de Juntos, manifestó su preocupación y rechazo a la presentación realizada en la Cámara de Diputados de la Nación del Proyecto de Ley 3448-D-2021, que busca modificar la integración del Consejo Directivo del INTA.

Al mismo tiempo, De Leo remarcó la necesidad de que el Organismo obtenga la completa autarquía financiera que “únicamente se logra con el efectivo cumplimiento del Decreto/Ley 21680 de creación del Instituto, y la afectación directa de los recursos tal como lo establece la Ley, condición sine qua non para el estricto cumplimiento de sus atribuciones y competencias”.

Actualmente el Consejo Directivo del Instituto se integra tal como lo determina el artículo 6° de su Ley de creación: a) un presidente y un vicepresidente en representación de la Secretaria de Estado de Agricultura y Ganadería de la Nación a propuesta del titular de la misma; uno de ellos deberá poseer título de ingeniero agrónomo y el otro de médico veterinario; b) tres vocales en representación de los productores agrarios (uno por las cooperativas y dos por las asociaciones de productores) designados a propuesta de la Secretaria de Estado de Agricultura y Ganadería de la Nación en ternas que elevaran las entidades agropecuarias citadas, de acuerdo con la reglamentación; c) un vocal por las facultades de agronomía y veterinaria o instituciones similares de estudios universitarios equivalentes de las distintas universidades nacionales designado directamente por aquellas.

De acuerdo a la iniciativa que busca su modificación, el mismo deberá conformarse por ocho miembros: un presidente, un vicepresidente y seis vocales: un representante del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca; uno del SENASA; uno del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación; uno del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI); y dos vocales en representación de las provincias.

“Bajo el pretexto de aggiornar la estructura formal del INTA, apelando al año de sanción del Decreto/ Ley de creación, se procede a alterar la composición del Consejo Directivo, órgano responsable de la toma de decisiones estratégicas y de definir las líneas de trabajo, y con esto eliminar la representación que tienen los productores agropecuarios a través de sus entidades representativas”, indicó De Leo.

En el mismo sentido agregó que “esto genera preocupación en el sector, y rechazo de quienes nuclean a los actuales miembros, con un claro sesgo ideológico y rompiendo los equilibrios de participación de los sectores intervinientes en el proceso productivo, de la innovación tecnológica, que ha sido líder en el mundo”.

“La norma vigente determina la autarquía que asegura la independencia del organismo, que en los hechos no tiene plena vigencia, impidiendo que el mismo reciba en tiempo y forma los fondos del presupuesto nacional que se afectan para su funcionamiento, limitando de esta manera, la investigación científica, el fomento y difusión de experiencias e investigaciones, la extensión agraria mediante la educación y el estudio de las problemáticas relacionadas a los recursos naturales”, finalizó diciendo el legislador y presidente de la Coalición Cívica de la Provincia.

Anuncio