El Intendente José Rodríguez Ponte firmó un decreto en donde ordena lo siguiente:

  1. Los vehículos municipales deberán estacionarse en los predios municipales cuando no se encuentren siendo utilizados, siendo responsabilidad de los choferes el cumplimiento.
  2. Solo se permitirá la excepción cuando el superior del área, bajo exclusiva responsabilidad y por motivos de servicios, de orden expresa que el vehículo quede a cargo de un chofer, estableciendo el empleado, vehículo, fecha y motivo.
  3. En caso de incumplimiento se aplicarán sanciones disciplinarias establecidas en los artículos 105,106 y 107 de la Ley 14.656, sin perjuicio de la obligación de responder por los daños que puedan sufrir los vehículos.
Anuncio