Los daños se registraron en dos vidrios de grandes dimensiones que se encuentran en la planta alta, sobre el sector de venta de telas.

La histórica tienda Los Gallegos, que comparte parte de las instalaciones con el shopping, también fue uno de los escenarios que acusó destrozos por el fuerte viento que azotó a Mar del Plata en la tarde de este jueves.

La inestabilidad climática provocó que dos vidrios de importantes dimensiones que se encuentran en la planta alta del edificio céntrico, sobre el sector que se dedica a la venta de telas, estallaran y cayeran hacia la parte interna del lugar. Las secuelas quedaron registradas en un video que hizo llegar una lectora de 0223.

“En un momento, el viento subió en poquito tiempo, embolsó y rompió los vidrios y cayeron para adentro. No hubo ningún daño en la vía pública”, aseguraron responsables del centro comercial de Rivadavia al 3000 que consultó este medio.

Las mismas fuentes destacaron que tampoco hubo que lamentar personas heridas. “No se lastimó nadie. Está todo el personal bien y los clientes estaban lejos cuando pasó. Fue solo el susto”, afirmaron.

Las autoridades aclararon que el sector permanece cerrado por estas horas y aseguraron que a primera hora del viernes se pondrán en marcha las tareas para reponer los vidrios y normalizar la circulación por esa zona de la tienda.

Precaución

Para las próximas horas, está previsto que disminuya la intensidad del viento pero sí permanecerán las precipitaciones, por lo que las autoridades sugieren evitar todo tipo de actividades al aire libre y resguardarse en espacios cerrados.

Las mejoras en las condiciones climáticas recién comenzarían a advertirse en la mañana del viernes, según lo que estimaron en el área municipal de Defensa Civil en base a los reportes del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El fuerte viento dejó a una casa del barrio San José con la mitad del techo

0223

Anuncio